Nuestro despacho se encuentra, en muchas ocasiones, con cuestiones en materia de familia marcadas por un componente claramente internacional, al ser alguno de los miembros de la pareja extranjero.

Dicho componente puede influir en diversos aspectos como:

  • Los derechos y obligaciones derivados de la ruptura.
  • La posibilidad de seguir residiendo en España.
  • Inconvenientes a la hora de abandonar el país si se tienen hijos en común.
  • La posibilidad de divorciarse cuando la pareja lleva separada de hecho mucho tiempo y ya no existe contacto alguno entre ellos.
  • Necesidad de permisos para salir del país con hijos menores de edad

Por ello, contamos con abogados especializados en materia de Familia, capacitados para prestar asesoramiento y asistencia en este tipo de asuntos, evitando que la complicación por el “elemento extranjero” pueda suponer una inseguridad para ellos.