El Real Decreto 62/2018, de 9 de febrero, revisa a la baja las comisiones máximas de gestión de fondos y eleva la liquidez de esta alternativa de ahorro al permitir a los partícipes retirar, a partir de 2025 y sin limitación, las aportaciones con una antigüedad de al menos, diez años.

Con esta modificación se pretende aumentar la competencia en este segmento y elevar el atractivo de estos productos de ahorro.

 

Contenido más relevante

Se suprimen las limitaciones para hacer líquidos los planes y fondos de pensiones, siempre y cuando hayan transcurrido diez años desde su primera aportación. Todas las aportaciones realizadas con anterioridad a 2015 se podrán retirar a partir de 2025.

Se reducen las comisiones de gestión y de depósito. Si se posee un fondo de pensiones que invierte en renta fija la comisión máxima se reducirá al 0,85%

Si es un fondo de renta fija mixta bajará al 1,3%.Y se queda en el 1,5% la comisión máxima del resto de fondos, ya sean de renta variable o  fondos garantizados.

Por su parte la comisión máxima de depósito al 0,20%.